Las ventajas del sexo pagado

A ti te gusta a mi también se llama sexo sin importar si en Perú se dice cachar, en República dominicana singar en España follar gratis por amor, por negocio para hacer carrera para conquistar el mundo y especialmente pagado.

Algunas personas piensa que pagar por tener sexo sea algo para personas con pocas posibilidades de conseguirlo por amor o gusto.en realidad la practica de pagar por tener sexo no dependen solo de las pocas posibilidades sociales de estrechar relaciones de tipo sexual en los lugares donde hacemos vida social con sujetos de nuestro mismo sexo o de sexo opuesto.

Quienes normalmente recorren al servicio de sexo pagado lo hacen por razones como por ejemplo cambiar de persona con la cual se practica sexo, por transgrecion, por vicio o por solo divercion sin excluir aquellos individuos solteros los cuales para sastifacer esta necesidad fisiologica recorren alos servicios de prostitutas. A continuacion voy a elencar una serie de razones por la cual es conveniente pagar por el sexo.

Las ventajas:

1- No estas comprometido a complacer ala persona a quien paga para sastifacer parte de tus necesicades carnales.

2- No te involugras sentimentalmente

3- Pocas llamadas telefonicas

4- Generalmente cuesta meno de ir a cenar fuera juntos

5- Puedes elegir en breve tiempo si pagas bien dificilmente te diran no.

6- Cada pedido mas aya de la simple penetracion tiene un precio, nada de tabues culturales.

7- En el 99.9 de las culturas humanas existe la prostitucion entre mujeres y hombres asi es que podras elegir cualquier color o custumbre.

8- Si quieres mantener tu libertad personal fuera de los compromisos de estar en pareja sin perder una interesante vida sexual.

9- El amor y el sexo pueden caminar por caminos separados

10- La naturaleza ha dotado los seres vivo de organos sexual es para fines de reproduccion de la especies

El articulo es un análisis acerca del fenómeno del sexo pagado no pretendo aconsejar ni recomendar comportamientos a quienes leen este texto.

Nota:

Si quieres compartir este articulo puedes hacerlo libremente citando este blog como fuente y al autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *