Haitianos padecen una oleada de deportaciones de EEUU

 

MIAMI, (AFP) – Bernedy Prosper tiene miedo de que su hijo de 23 años, Harold, muera si es deportado desde Estados Unidos a Haití. Prosper, de 52, tenía la esperanza de que Harold se beneficiara de un estatus especial que da residencia a los inmigrantes haitianos desde el terremoto que destruyó el país caribeño en 2010.

En cambio, Harold ahora es uno de los más de 4.000 haitianos detenidos a la espera de su deportación. Con gran sigilo, desde fines del año pasado Estados Unidos comenzó a expulsar a los haitianos a un país azotado por los desastres naturales, la pobreza y la inestabilidad política.

El reinicio de las deportaciones fue uno de los últimos regalos que dejó Barack Obama en política migratoria. Y el actual presidente Donald Trump no genera demasiadas esperanzas de que esto cambie. “Creo que si lo envían a Haití lo voy a perder”, dice Prosper, hablando de su hijo, mientras espera que lo atiendan en un centro de ayuda a los inmigrantes en Pequeño Haití, el corazón de la diáspora haitiana en el deprimido norte de Miami.

Prosper llegó a Florida en bote en el año 2000 y obtuvo asilo político. Luego intentó traer a su hijo, pero Harold se cansó del largo proceso legal e intentó entrar a Estados Unidos por la frontera con México tras comenzar su periplo en Brasil. Lo capturaron en San Diego, California, y ahora es parte de una nueva oleada de deportaciones.

La cantidad de haitianos indocumentados detenidos en Estados Unidos aumentó cerca de 1.500% en un año: de 267 en enero del año pasado, a 4.060 en enero de este año, según cifras del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). Si Harold es devuelto a su país, “yo sé que lo van a matar”, dice Prosper, hablando con la mirada apagada y la voz baja, monótona.
“Haití ha mejorado” 

“Es inhumano deportar a los haitianos a un país devastado por un terremoto y un huracán”, dijo a la AFP Randy McGrorty, abogado de Catholic Legal Services, una organización que provee ayuda legal a los inmigrantes en Florida.

Haití es el país más pobre de América y no se ha recuperado todavía del terremoto. Unas 55.000 personas aún sobreviven en campamentos en condiciones infrahumanas. Pero a fines del año pasado, Obama decidió que los haitianos ya no califican para el Estatus de Protección Temporal (TPS), una política que impide la deportación de personas a países azotados por desastres naturales o conflictos armados.

“La situación en Haití ha mejorado lo suficiente para permitir que el gobierno remueva a los nacionales haitianos de forma regular, consistente con la práctica de los nacionales de otros países”, escribió el entonces secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson, el 22 de septiembre.

Pero días después, el 4 de octubre, el huracán Matthew golpeó Haití con fuerza de categoría 4 (de un máximo de 5) y arrasó el suroeste, dejó más de 500 muertos, miles de damnificados y un brote de cólera. Las autoridades suspendieron entonces la medida por un mes, pero a principios de noviembre comenzaron a “expandir significativamente las remociones” de los haitianos, dijo el ahora exsecretario.

El TPS caducará formalmente en julio de este año, pero desde octubre del año pasado el ICE ha deportado a más de 1.600 haitianos. “Recibimos llamadas telefónicas de gente desesperada, pero no podemos hacer nada por ellos”, dice a la AFP Steve Forester, responsable en Florida del Instituto por la Justicia y la Democracia en Haití (IJDH). Para él, “es simplemente equivocado, insensible, inmoral, incluso obsceno” proseguir con esta política.

Escaso número 
Después del terremoto, los haitianos emigraron masivamente a Brasil. No obstante, a medida que la situación económica del gigante sudamericano empeoró, se dirigieron hacia el norte, siguiendo la ruta centroamericana para entrar a Estados Unidos a través de México.

De acuerdo al Migration Policy Institute, para 2012 había unos 600.000 inmigrantes haitianos en Estados Unidos, la mayoría de ellos en Florida. Comprenden apenas el 1,5% del total de los extranjeros en el país. Forester considera que la política migratoria hacia los haitianos, especialmente si se la compara con los beneficios que han tenido los cubanos desde la Ley de Ajuste de 1966, es esencialmente racista.

“Los haitianos son negros y no tienen el poder político de los hispanos en general, porque no tienen los números”, señala. Ahora, el futuro de los haitianos está en manos de Trump, quien ganó las elecciones con un discurso antiinmigrante. “Espero que decida que está mal deportar a nadie a Haití en este momento y que es de nuestro interés nacional que Haití sea fuerte y seguro”, comenta Forester. Pero niega con la cabeza, escéptico.

Vía: http://elnacional.com.do

Solución a los problemas con la ultima amnistía para extranjeros en Italia

permesso-di-soggiorno-2-800x500

La aplicación de la discrecional en el ámbito del entero sistema judicial  mundial a menudo puede representar una ventaja o desventaja para el sujeto jurídico o persona física sujeto a un proceso de evaluación con la finalidad de obtener algún beneficio de ley.

Discrecionalidad
1. nombre femenino
Cualidad de lo que es discrecional.
“según aclaró el jurista, los supuestos estaban redactados con una enorme vaguedad, abriendo un campo amplísimo a la discrecionalidad jurídica”

Cuando la DISCRECIONALIDAD no es a beneficio del sujeto jurídico o persona física debemos apelar a las normas que podrían eliminar la discrecionalida aplicada por  la autoridad administrativa o judicial para pretender la aplicación mera y propia de la ley sin el amplio margen de discrecionalidad  por parte de los responsable de la aplicación de las leyes.

Si existe  una solución para RESOLVER! el problema de obtener el permiso de estadía por medio de la pasada amnistía siempre y cuando la policía italiana haya dado  una opinión positiva en favor del solicitante. Esto sin importar que su expediente este archivo.

Las oficinas de extranjería italianas por lo general hacen amplio uso del margen de discrecionalidad ya sea en favor o en contra.

Por lo general el empleador se desvincula del trabajador siendo este el problema que impide completar el proceso para poder obtener el permiso de estadía (Permesso di soggiorno)  con la ultima sanatoria italiana para extranjeros sin documentos de estadía.

Este breve articulo se limita a ofrecer la información que si es posible obtener el permiso de estadía a todas personas que participaron a la ultima amnistía italiana para extranjeros pero que por culpa de que su empleador  ha desaparecido, simplemente la empresa cerro, quebró o la persona ha sido victima de un engaño a este problema si hay una solución para conseguir sus documentos.

Para una consulta profesional sobre este  argumento les invitamos a ponerse contacto con el Lic Manuel Santana al número de teléfono/WhatsApp desde Italia 3488188535 y desde el exterior +393488188535

Nota:

El Lic Manuel Santana solo ofrece consulta profesional de pago, para informaciones gratuita les invitamos a seguirnos en las redes sociales,nuestro programa Manuel Santana live o a leer nuestro articulo con informaciones de caracter general

Encuesta: ¿Cuantos le ha costado a los dominicanos regularizar 350 mil extranjeros y nacionalizar otros 55 mil más un (im) posible futuro plan de deportación?

[polldaddy poll=8992886]

De acuerdo a declaraciones publicas del canciller de la república dominicana Andres Navarro el plan de regularización para extranjeros ha costado al gobierno dominicano unos 1,700 millones de pesos. Para calcular de pesos a euros visitar el sitio xe.com.

Haga usted sus cálculos en euros y dolares teniendo en cuenta que no ha concluido todavía el proceso.

En sus declaraciones el ministro habla de sacrificio económico para República Dominicana.

Este sacrifico actualmente esta dando como resultado

1) una fuerte crisis diplomática con Haití aun el gobierno dominicano sacando del limbo jurídico a casi medio millón de personas dotándolos de derechos fundamentales

2) Descrédito de nuestro país a nivel internacional con la finalidad de dañar la principal industria nacional en república dominicana, el turismo.

3) La comunidad internacional no participo a este sacrificio económico y hoy pretenden lo imposible.

4) El Gobierno Dominicano incluso aceptó la inscripción en su Plan de Regularización de aquellos registrados en el PIDIH pendientes de entrega de pasaporte, concepto bajo el cual fueron aceptados miles de nacionales haitianos.

(PIDIH, Programa de Identificación y Documentación de los Inmigrantes Haitianos.

Invitamos a nuestro a gobierno a invertir 1,700 millones de pesos en los dominicanos en el exterior quienes estamos huérfanos de autoridades que nos representen dignamente y defiendan nuestros intereses pero que si pagamos en dolares con sueldos de lujo.