Oficial Abrió ya la ventanilla consular italiana en Rep Dominicana

Know_Your_Visa_Type_img_150901

Hoy 01/10/2015 abre sus puerta la ventanilla consular italiana en Rep Dominicana el anuncio esta publicado en portal oficial del consulado italiano en Panamá a continuación el anuncio oficial de la embajada italiana en Panamá.

30/09/2015

Si informa che, a partire dal 1º ottobre 2015, la società VFS Dominicana srl, individuata con gara n. 2/2015 del 24.4.2015, inizierà a ricevere dal lunedì al venerdi, dalle ore 8.30 a.m. alle ore 2.30 p.m., le domande di visto presso gli uffici ubicati in Ave. 27 de Febrero Esquina Ave. Tiradentes, Plaza Merengue – Local 117, Ensanche Naco, Santo Domingo, Repubblica Domenicana. Pertanto, a partire da detta data, non sarà piú necessario per i richiedenti residenti in Repubblica Domincana doversi recare a Panama presso questa Ambasciata per presentare le domande di visto.

Di seguito si forniscono i contatti dell’impresa in parola per ogni ulteriore informazione dovesse risultare necessaria:

Sitowebhttp://www.vfsglobal.com

Telefoni: 001 829-956-10101 oppure 001 829-947-1335

De acuerdo informaciones oficiales difundidas en el sitio de la embajada no sera mas necesario viajar a Panamá para la solicitud de los visado para los residentes en República Dominicana.

 

—————————————————————————————————

Necesitas tramitar tu Visa a Estados Unidos? o resolver algún problema con tus documentos de estadias en Italia?

Para mayores informaciones llámanos o  tramite WhatsApp al número de teléfono (+39) 3488188535 o escribanos usando el formulario de contacto.

Dott. Manuel Santana

 Servicios para extranjeros – Asesoramiento en trámites  de visas

Via Esiodo, 12, 20126 Milano, M1 Precotto

Teléfono: +393488188535

 

Pagina profesional en Facebook www.facebook.com/legalmanuelsantana

Perfil privado en Facebook www.facebook.com/licmanuelsantana

Paran escuchar mi programa radial www.fiesta247.com

Perfil en Twitter https://twitter.com/DottMSantana

Encuesta: ¿Cuantos le ha costado a los dominicanos regularizar 350 mil extranjeros y nacionalizar otros 55 mil más un (im) posible futuro plan de deportación?

De acuerdo a declaraciones publicas del canciller de la república dominicana Andres Navarro el plan de regularización para extranjeros ha costado al gobierno dominicano unos 1,700 millones de pesos. Para calcular de pesos a euros visitar el sitio xe.com.

Haga usted sus cálculos en euros y dolares teniendo en cuenta que no ha concluido todavía el proceso.

En sus declaraciones el ministro habla de sacrificio económico para República Dominicana.

Este sacrifico actualmente esta dando como resultado

1) una fuerte crisis diplomática con Haití aun el gobierno dominicano sacando del limbo jurídico a casi medio millón de personas dotándolos de derechos fundamentales

2) Descrédito de nuestro país a nivel internacional con la finalidad de dañar la principal industria nacional en república dominicana, el turismo.

3) La comunidad internacional no participo a este sacrificio económico y hoy pretenden lo imposible.

4) El Gobierno Dominicano incluso aceptó la inscripción en su Plan de Regularización de aquellos registrados en el PIDIH pendientes de entrega de pasaporte, concepto bajo el cual fueron aceptados miles de nacionales haitianos.

(PIDIH, Programa de Identificación y Documentación de los Inmigrantes Haitianos.

Invitamos a nuestro a gobierno a invertir 1,700 millones de pesos en los dominicanos en el exterior quienes estamos huérfanos de autoridades que nos representen dignamente y defiendan nuestros intereses pero que si pagamos en dolares con sueldos de lujo.

Tribunal anula decreto cierre embajada de Italia en Santo Domingo

tar-Lazio

SANTO DOMINGO. El Tribunal Administrativo de la Región de El Lazio, en Roma, Italia, anuló hoy la decisión de cierre de la embajada de ese país europeo en el país, decretada el pasado 25 de junio de 2014, medida que fue recurrida ante la justicia italiana por la Casa De italiana y el Comité por la Preservación de la Embajada de Italia en Santo Domingo.

De acuerdo con la notificación número 09731/2015, dada a conocer hoy, que “a pesar de tener que reconocer en cuanto a lo organización impugnado como un acto de alta administración, y que tiene amplia discreción, la misma no está libre de las acusaciones anteriores escrutados de abuso de poder por ilógica e irrazonable en relación a los efectos que la actividad tuvo que llevar a cabo, donde suprime, con prevalencia de otros lugares de menor tamaño, un lugar de gran importancia en el centro geográfico de América, un destino turístico de elección para los cientos de italianos cada año, y el lugar de residencia de una comunidad de más de sustancial italiano y el hogar de numerosos proyectos empresariales de nuestro país”.

Por tanto, el tribunal cancela el Decreto de la Presidencia de la República (conocido como DPR – il decreto del presidente della Repubblica) emitido el 25 de junio del 2014 y publicado el 13 de septiembre de esa año y que dispuso el cierre de la sede representativa diplomática de Italia.

La Embajada de Italia en Santo Domingo fue cerrada en diciembre del 2014, y remitieron sus proceso consulares a la embajada italiana en Panamá. Esta decisión, de acuerdo con datos ofrecidos por representantes de esta comunidad en el país, ha afectado a más de 50 mil italianos que residen de forma permanente o temporal en República Dominicana, y los más de 100 mil turistas de esa nacionalidad que cada año ingresan al país.

En junio pasado, el senador italiano Vincenzo Cuomo visitó República Dominicana, delegado por el Parlamento de su país, para constatar la situación de dificultad que ha generado el cierre de la Embajada de Italia en el país.

El legislador reiteró en declaraciones, luego de reunirse con representantes de la comunidad italiana en el país, que el cierre de la delegación diplomática constituía una negación de derechos a sus conciudadanos, y llamó la atención ante los efectos negativos de esta decisión para el intercambio comercial entre República Dominicana e Italia.

Vía: http://www.diariolibre.com

Viajar a Italia desde República Dominicana

roma_03

Los consulados europeos en República Dominicana no emiten visados para otros territorios que no sean los suyos, es decir la persona debe permanecer la mayor parte del tiempo del país emisor del visado.

Si debes viajar a Italia y solicitas en el consulado Español, France y demás, al momento de la solicitud debes justificar lo antes dicho.

Una vez obtenido el visado puedes viajar libremente por el territorio Schenger totalmente legal y permanecer por todo el periodo de la validez de la visa aun si se recomiendo dejar el espacio Schenger dentro de los términos previstos es decir salir aun con la visa vigente o valida.

Extender la validez de la visa

Es posible solicitar una extensión de la validez de la visa solo y exclusivamente en el país emisor del visado.

Para extender el visado en Italia es necesario dirigirse a las oficinas de extranjería de la policía italiana, lo que aquí conocemos como Ufficio Immigrazione.

55 mil inmigrantes beneficiados con la nacionalidad dominicana en un solo golpe

Passport_of_the_Dominican_Republic

Cuando el problema es mas grande de la solución, se impone el problema este principio parece ha prevalecido en la problemática entre la República dominicana y Haití. Donde Haití es el problema y República Dominicana la solución.

 

Una plan de regularización nacional gratis pagado con el dinero de los dominicanos y con un tiempo de duración largo sin contar la prorroga que se concedió para beneficiar a la mayoría de los beneficiados del plan.

Cuando 55 mil extranjeros con un golpe mágico obtienen la ciudadanía de un pequeño país de solo 11 millones de habitante no se puede hablar mas de soberanía nacional. estos son dato oficiales publicados por instituciones naciones e internacionales.

Estos 55 mil nuevos ciudadanos al vapor tienen derechos políticos, es decir puede ser elijado y eligir. (Pueden Votar). de acuerdo a la actual constitución dominicana vigente.

Estamos hablando almeno  de 40 mil nuevos electores (VOTOS) de personas quienes en su mayoría consideran al pueblo dominicano como un enemigo histórico.

Esto se podría ser  el futuro suicidio de la política tradicional dominicana.

¿Quien se interesa de los derechos de los dominicanos?

Un enorme numero de organizaciones internacionales vienen a República Dominicana en defensa de los derechos de los haitianos, pero de los derechos de los dominicanos no se interesan.

Deberíamos de recordar a la comunidad internacional que en República Dominicana tenemos problemas de derechos fundamentales y de pobreza.

El llamado del canciller a defender la patria

Escuchado por pocos sobre todo en el exterior el llamado del canciller de la República Dominicana Andrés Navarro García, Sí almeno la mitad de los que cobran en la nomina de cancillería salieran a defender el país que le paga sus altos sueldos en dolares la situación fuera otra.

Son muy poco los embajadores cónsules y demás involucrados en la defensa de nuestro país en el exterior.

El gobierno haitiano no colaboro con sus connacionales ni dotando de documentos de identidad a sus compatriotas interesados en someterse al plan nacional de regularización pagado con el dinero de los dominicanos pero las organizaciones internacionales no intervinieron

Para a profundizar se invita a consular los siguientes sitios Internet

Oficina nacional de estadísticas nacional de la Republicana Dominicana

http://www.one.gob.do

Datosmacro portal especializado en estadísticas de las naciones

http://www.datosmacro.com/paises/comparar/haiti/republica-dominicana

Embajador de RD en EE.UU. dice Fundación Kennedy tiene campaña contra el país

Aníbal de Castro

Aníbal de Castro

El embajador de la República Dominicana en los Estados Unidos, salió al frente a lo que definió como una campaña de desinformación que patrocina la Fundación Robert F. Kennedy (RFK) contra el país por supuestamente promover la apatridia.

Aníbal de Castro, mediante carta dirigida a Kerry Kennedy, presidenta del Robert F. Kennedy Center for Justice and Human Rights, y a Santiago Cantón, director RFK Partners for Human Rights, dijo que en el más reciente artículo del señor Cantón en el diario El País, “descaradamente insiste en desconocer tanto las realidades de nuestro país como las medidas positivas y de amplio alcance implementadas por el Gobierno para reducir la vulnerabilidad de los inmigrantes indocumentados”.

Refirió que Cantón maneja el tema para desacreditar al país, hasta el punto de intentar socavar su relación comercial con socios internacionales claves como los Estados Unidos, son acciones que contradicen las metas humanitarias de las cuales se jacta su organización.

A continuación la carta íntegra enviada por Aníbal de Castro:

Señora

Kerry Kennedy

Presidente

Robert F. Kennedy Center for

Justice and Human Rights

1300 19th Street, NW

Suite 750

Washington, DC 20036

 

Señor

Santiago Cantón

Director

RFK Partners for Human Rights

1300 19th Street, NW

Suite 750

Washington, DC 20036

Estimados señores Kennedy y Cantón:

Con la publicación del más reciente artículo del señor Cantón en el diario El País, me resulta ya impostergable expresarle mi profunda preocupación por la campaña de desinformación que patrocina la Fundación Robert F. Kennedy (RFK) contra la República Dominicana. Esta cruzada, de una vehemencia rayana en animosidad, descaradamente insiste en desconocer tanto las realidades de nuestro país como las medidas positivas y de amplio alcance implementadas por el Gobierno para reducir la vulnerabilidad de los inmigrantes indocumentados. Estos manejos para desacreditar al país, hasta el punto de intentar socavar su relación comercial con socios internacionales claves como los Estados Unidos, son acciones que contradicen las metas humanitarias de las cuales se jacta su organización.

Responderé a tres de los argumentos engañosos que sustentan la postura de RFK, tal como han sido planteados en sus múltiples notas de prensa, eventos y artículos. Primero, el planteamiento que la República Dominicana ignora sus obligaciones internacionales al desoír las consideraciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el tema de la adquisición de la ciudadanía. Segundo, el planteamiento de que la República Dominicana debió desacatar el fallo del Tribunal Constitucional del año 2013, violentando el principio de la separación de poderes y por lo tanto el sistema democrático en que este se sustenta. Finalmente, refutaré la premisa de que al tomar decisiones en torno al tema migratorio los dominicanos actúan motivados por un supuesto espíritu de discriminación contra personas de piel oscura, particularmente haitianas.

En primer lugar, la República Dominicana ha planteado claramente tanto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como a la Corte su posición en torno al tema del derecho a la nacionalidad dominicana de los descendientes de extranjeros. Para comenzar, el país nunca ha violado el principio de que “Toda persona tiene derecho a la nacionalidad del Estado en cuyo territorio nació si no tiene derecho a otra”, plasmada en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Dado su extenso conocimiento de las reglas relevantes sobre migración y ciudadanía, es imposible que ignoren el artículo 11.2 de la Constitución Haitiana de 1983 que declara explícitamente: “Posee la nacionalidad haitiana todo individuo nacido de padre haitiano o de madre haitiana, los cuales hayan nacido haitianos que no hayan renunciado a su nacionalidad al momento de su nacimiento”. Mientras Haití opere bajo el principio del ius sanguinis, es incuestionable el derecho de todo aquel de padres haitianos de acceder a la nacionalidad de estos sin importar dónde haya nacido, incluida la República Dominicana. No puede imputársenos cualquier dificultad procedural o administrativa para dotarse de documentos de su país que enfrente un extranjero si este se encuentra fuera del parámetro constitucional para la ciudadanía dominicana pero tiene derecho a la nacionalidad de sus padres. Tampoco puede tal obstáculo generar al país obligaciones adicionales a las ya asumidas bajo el derecho internacional.

Los hijos de padres dominicanos que nazcan en cualquiera de los aproximadamente 160 países bajo el ius sanguinis, incluyendo, por supuesto, Haití, no adquieren ipso facto una nacionalidad distinta a la dominicana. Nadie arguye, sin embargo, que por ser miembros de la extensa comunidad de emigrantes dominicanos esparcidos por el mundo y no tener derecho a obtener la ciudadanía de su lugar de nacimiento corren riesgo de apatridia. Su imputación tan repetida de que la República Dominicana está generando apatridia entre los descendientes de haitianos al no otorgarles la ciudadanía dominicana es falsa y perniciosa; a otros países no los instan activistas internacionales a que vulneren el estado de derecho para acomodar presiones políticas exógenas.

Igualmente falaces son las obstinadas acusaciones de que la República Dominicana aplica un nuevo marco legal retroactivamente, en perjuicio de su población inmigrante. Los fallos de la Suprema Corte de Justicia en 2005 y el Tribunal Constitucional en 2013 responden ambos exhaustivamente a esta denuncia: la tradición legal del último siglo, incluyendo leyes, tratados migratorios internacionales, y la jurisprudencia generada por las cortes, claramente establece los límites del estatus de inmigrante no permanente o ilegal de un extranjero.

Como admite incluso la CIDH, el derecho internacional concede a los Estados determinar las condiciones para la adquisición de su nacionalidad. Solo pedimos que la República Dominicana reciba este mismo trato; e insistiremos en esta demanda en cada foro, especialmente cuando nos juzguen mediante un uso selectivo de la información o, como en el caso de las niñas Yean y Bosico vs. la República Dominicana, antes de que sean debidamente explorados y agotados todos los recursos legales locales.

En segundo lugar, abordaré su afirmación de que el Gobierno dominicano no debe acatar los fallos del Tribunal Constitucional. La realidad es que el desconocimiento al mandato explícito de la más alta instancia judicial del país tendría un costo simplemente incalculable en términos políticos y de gobernanza.  Debe resultar evidente para una entidad interesada en la paz mundial que esta comienza en casa, con el respeto a las leyes y reglas que organizan la sociedad democrática y la separación de poderes.

Su argumentos en este sentido giran principalmente en torno a la posición de la Comisión y de la CIDH. Sin embargo, la más reciente sentencia de la CIDH ha puesto nuevamente en entredicho la legitimidad del organismo regional al insistir en ignorar ordenamientos internos de los Estados y transgredir su competencia. Más allá de la ya mencionada negación del derecho intrínseco de la República Dominicana a determinar su propio ordenamiento jurídico, en franco menosprecio de la realidad imperante en la mayoría de países del mundo, sorprende el desconocimiento deliberado de los pasos concretos ya dados para mejorar la situación de los derechos de los inmigrantes y sus descendientes nacidos en el país. Este sesgo criticable, en persecución de una agenda muy particular, socava la facultad de la Corte para actuar como órgano jurisdiccional regional, en defensa de todos en el Continente y no solo de aquellos que presumen de un discernimiento privilegiado en cuanto a la mejor aplicación de las normas fundamentales de protección de derechos. Resulta imposible para nuestro país participar en esta confabulación, que obra en detrimento de la estabilidad del Estado de Derecho en la región.

No obstante la historia que quisieran contar los actuales miembros de la CIDH, nuestro gobierno ha actuado con celeridad para encontrar soluciones a las situaciones generadas por el estado actual de documentación en el país y el fallo de la sentencia 168-13, siempre en el marco de la ley y en busca de un amplio consenso. La legitimidad de las medidas implementadas luego de este proceso abierto y democrático es indisputable y satisface el derecho de autonomía del pueblo dominicano. La ley 169-14 contempla cada situación enfrentada por los hijos de extranjeros indocumentados en la República Dominicana. Considerada junto al Plan de Regularización – un esfuerzo ambicioso sin precedente en nuestro hemisferio – resulta indudable que nuestro Gobierno está comprometido con la protección de cada individuo bajo su jurisdicción. Su descalificación de los avances logrados a favor de la población inmigrante, no solo los más profundos en la región sino frutos de un enfoque conciliador con apoyo popular importante, me obliga a cuestionar seriamente el compromiso de su organización con la democracia y la paz.

Es muy fácil ponderar los derechos humanos en abstracto o a través del prisma académico. En cambio, el Gobierno dominicano enfrenta todos los días las realidades políticas y complejidades intrínsecas a una democracia en proceso de maduración. Trabajamos, empero, para asegurar que las obligaciones y derechos consagrados en nuestra Constitución apliquen igualmente a todos dentro de nuestro territorio. Los valores inherentes a la noción de derechos humanos son universales, y sin embargo en este tema ustedes suelen rastrear torpezas solo en las acciones de la República Dominicana.

En tercer lugar, una campaña en el plano internacional tan mal fundamentada solo puede ganar aparente autenticidad si se invoca el fantasma del racismo. Por eso nuestros detractores realzan la supuesta atmósfera de discriminación que permea las actitudes dominicanas hacia los haitianos y sus descendientes en el país. Cada vez que se discute o se cuestiona el tema migratorio, tan presente en nuestro país como en economías desarrolladas en Europa y en los Estados Unidos, donde sí se mantiene un debate abierto al respecto, hay voces que lo atribuyen al rechazo generalizado de los haitianos simplemente por el color de su piel.

En realidad, puede hasta sorprender la poca fricción que genera la coexistencia de los dominicanos y haitianos, habida cuenta de la magnitud de la inmigración ilegal hacia la República Dominicana en décadas pasadas. A pesar de la presión sobre los servicios públicos dominicanos, lejos aún de una cobertura verdaderamente universal y de calidad para sus beneficiarios, no hay un sentimiento popular en contra de la solidaridad que se expresa cada día en las atenciones dadas a los extranjeros. Tampoco existe política gubernamental alguna que les niegue servicios básicos. Más allá de la práctica de puertas abiertas que mantienen los proveedores públicos, los inmigrantes disfrutan de innumerables facilidades y privilegios, especialmente en el acceso al sistema sanitario y a las cortes laborales.

Bastan unas pocas cifras para ilustrar la dimensión del impacto: alrededor del 18 por ciento del presupuesto de salud pública se emplea en atenciones a extranjeros (de los cuales alrededor del 98 por ciento son haitianos), y en algunos hospitales fronterizos más de 50 por ciento de los partos son de madres haitianas. Según cifras oficiales, el número de estudiantes haitianos que accedieron a las escuelas públicas dominicanas en 2013 fue 34,158. Es de sobras sabido que casi sin excepción nuestros maestros y directores de escuela conciben la educación como un derecho, sin importar nacionalidad. Esto explica por qué algunas escuelas públicas fronterizas acomodan los horarios a los estudiantes que cruzan la frontera todos los días para estudiar en la República Dominicana.

Por supuesto, el mejor ejemplo de la verdadera actitud de los dominicanos hacia sus vecinos más cercanos sigue siendo el derrame espontáneo de ayuda y solidaridad que suscitó el terremoto de 2010. Al día de hoy, con sus esfuerzos infatigables para avanzar la ambiciosa agenda bilateral, nuestro país demuestra una vez más su intención de construir un destino compartido con Haití. Les advierto que es muy firme nuestro rechazo a las voces que buscan sembrar discordia entre nuestros países y su gente, y contamos con la firme colaboración de Haití para la solución satisfactoria de los problemas comunes.

La República Dominicana estará siempre dispuesta a trabajar con quienes deseen hacer aportes constructivos al bienestar de nuestra isla, pero solo en un ambiente de verdadero respeto e igualdad. Quedo a su disposición para discutir la posibilidad de un diálogo abierto bajo el postulado de que la República Dominicana labora con buena fe para trazar un camino de desarrollo sostenible e inclusivo,  sin acusaciones espurias e insinuaciones dañinas.

Con esta carta les invitamos a cambiar la obsesión por cooperación, y la miopía por una visión amplia de las realidades de la isla Española. Les pedimos que unan sus fuerzas a las nuestras para continuar construyendo una verdadera democracia para los dominicanos y todos los que disfrutan de nuestra hospitalidad. No me cabe duda de que Robert F. Kennedy hubiera asumido esta tarea con entusiasmo.

Con la más alta consideración, se despide,

Aníbal de Castro

Embajador

Via: http://www.elcaribe.com.do

Noticia cortesia de:

MOVIMIENTO CONCIENCIA CIUDADANA

Para la defensa de los derechos de los dominicanao

Record Mundial: Alemania produce con energia solar el equivalente a 20 centrales nucleares

Paneles solares

Paneles solares

Algo para reflexionar: Si en República dominicana tenemos más sol que en Alemania y la tecnología está disponible en el mercado a precios razonables.

Los alemanes acaban de anunciar que sus plantas de energía solar lograron producir 22 gigavatios de electricidad por hora, lo que, además de constituir un verdadero récord mundial de, equivale a tener 20 centrales nucleares funcionando a plena capacidad.
Cabe recordar que el gobierno alemán tomó la decisión de abandonar la energía nuclear después del desastre de Fukushima, como consecuencia del tsunami que asoló las costas de esta ciudad japonesa.

Marca mundial

En términos concretos, una vez tomada la decisión por el gobierno, los alemanes procedieron al cierre inmediato de ocho plantas y las nueve restantes instaladas en el país deberán estar fuera de servicio para el año 2022 y deben ser reemplazadas por fuentes de energía renovables como la eólica, solar y biomasa.
Norbert Allnoch, director del Instituto de la Industria de Energías Renovables (IWR) en Münster, dijo que los 22 gigavatios de energía solar por hora vertida a la red nacional el sábado, reunió casi el 50 por ciento de las necesidades de electricidad de la nación en un medio día promedio.
“Nunca antes, en ningún lugar, un país había logrado producir una mayor cantidad de electricidad fotovoltaica”, dijo Allnoch, quien agregó que “Alemania se acercó a los 20 gigavatios (GW) un par de veces en las últimas semanas, pero ésta era la primera vez que logra llegar a esta medida”.

Respaldo oficial

Este hecho no solo es un récord de energía solar, sino que demuestra que una de las principales naciones industriales del mundo fue capaz de suplir un tercio de sus necesidades de electricidad en un día de trabajo, el viernes, y casi la mitad el sábado, cuando las fábricas y las oficinas estaban cerradas.

El gobierno ha dado un total respaldo a los proyectos sobre energías renovables y las cifras muestran ahora que esto ha ayudado a Alemania ha llevarla a una posición de liderazgo mundial en este tema, con una cifra estable de 20 por ciento de la demanda de electricidad del país que ya está resolviéndose que estas fuentes alternativas.

En otra palabras, esto significa que Alemania tiene tanta capacidad instalada de generación de energía solar como el resto del mundo sumado y su objetivo es reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento desde los niveles de 1990 para el año 2020.

Viahttp://diarioecologia.com

Las remesas hacia RD tienen rostro femenino

Remesas

Dos preguntas de entrada: ¿La migración desde América Latina y el Caribe hacia Estados Unidos es una cuestión de hombres? ¿Tienen algún peso significativo las mujeres en el envío de remesas o, por el contrario, son los hombres los responsables del mayor volumen de remesas provenientes de esa nación?

A pesar de que, según la percepción de algunos estudiosos, la respuesta debería ser afirmativa, el análisis del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA) de junio del presente año parece dar una respuesta distinta en el caso dominicano a estas preguntas: la migración a Estados Unidos tiene rostro femenino, las remesas son también cosas de mujeres y sí, los hombres todavía continúan haciendo el mayor aporte.

Según se indica en el reporte “La migración latinoamericana de género femenino a EE.UU. y las remesas”, de Jesús A. Cervantes González, América Latina y el Caribe (ALC) recibió, como región, un estimado de US$60,000 millones en remesas provenientes de EE.UU. de los cuales, según el estudio, el 32.4% fue enviada por mujeres. República Dominicana se ubica por encima de ese porcentaje. Según los cálculos del CEMLA, el país recibió en 2012 US$2,732 millones en remesas de EE.UU., de los cuales US$1,189 millones fueron enviados por las mujeres y US$1,543 millones por los hombres. Es decir, el 43.5% de las remesas recibidas tiene un sello femeninoÖ y esta tendencia crece.

De entrada, se establece que para 2010, el 67.4% de la emigración internacional desde América Latina y el Caribe se dirigió a EE.UU. De los 20 países de mayor flujo migratorio hacia EE.UU., 10 son de ALC: México, El Salvador, Cuba, RD, Jamaica, Colombia, Guatemala, Haití, Honduras y Perú.

República Dominicana, según cifras de 2012 de la Oficina del Censo de EE.UU., ocupa el noveno lugar entre estas 20 naciones de mayor migración femenina y el cuarto lugar si se toma en cuenta sólo los países de ALC. El 56% de la inmigración dominicana en EE.UU. es de sexo femenino, colocando al país por encima del porcentaje total, así como del porcentaje de México, Centroamérica y Sudamérica.

Indicadores sociales
Según el estudio del CEMLA, el 78.6% de la población inmigrante total de género femenino en EE.UU. estaba en edad laboral (un rango entre 18 y 64 años). Este porcentaje se incrementa a 82.6% cuando se trata de la población proveniente de ALC. Para República Dominicana este porcentaje alcanza el 84.9% de las mujeres.

Sin embargo, los indicadores de escolaridad de los inmigrantes de ALC son inferiores a los provenientes de otras regiones, teniendo mucho peso los inmigrantes que proceden de México y Centroamérica. Mientras las nativas norteamericanas exhiben un indicador de un 29.4% con licenciatura o más, en el caso de ALC alcanza el 13% (aunque el Caribe desagregado alcanza el 20%, bastante mejor que México, (que apenas tiene un 6.2%) o Centroamérica (que apenas tiene un 7.2%).

Cabe decir, como elemento de diferenciación de género, que el 12.4% de las mujeres inmigrantes provenientes de ALC en EEUU asistían a la escuela en el 2012, mientras lo hacía un 11.1% de los hombres, independientemente de si trabajaban o no. Para RD, el 13.8% de las mujeres estudia (superando la media latinoamericana) y el 6.7% busca una licenciatura o posgrado. Otro indicador que contribuye a la estabilidad laboral y a la seguridad social es el relativo a la ciudadanía. Para ALC, el 37.9% de las inmigrantes tenía ciudadanía en el 2012, mientras que sólo el 31.6% de los hombres. De 21 países de ALC, Argentina y Haití son la excepción a esta tendencia. Para RD, en específico, el 52.7% de las mujeres son ciudadanas, mientras que lo es el 45.9% de los hombres.

Lo laboral y los ingresos
En lo laboral, sin embargo, las notas dominicanas no son tan altas. Las dominicanas exhibieron un 61.6% de tasa de participación en la fuerza de trabajo (mujeres de 16 años o más), pero la tasa de desempleo se ubicó en 13.8% la más alta de la región, junto con Guyana.

En cuanto a las mujeres con ocupación a tiempo completo, el estudio del CEMLA establece diferencias significativas entre países. De las mujeres dominicanas ocupadas, el 64.3% tenía ocupación de tiempo completo.

Además, según el estudio, las mujeres inmigrantes provenientes de ALC obtienen los menores ingresos anuales en ocupaciones de tiempo completo con relación a otras regiones de origen, teniendo mucho peso en este comportamiento como región la inmigración mexicana y centroamericana. El total de ingresos por ocupación a tiempo completo superó US$102,000 millones. Para el caso dominicano, esto representó US$5,381 millones, para un ingreso anual promedio de US$31,063 por mujer trabajadora a tiempo completo. Si a esto se suman los ingresos por ocupaciones a tiempo parcial, lo percibido por las mujeres alcanza un total de US$6,876 millones, mientras que lo percibido por los hombres alcanzó 8,919 millones de dólares para el 2012 (para un total de US$15,795 millones).En estas circunstancias, el esfuerzo que hacen las dominicanas por colocar parte de sus ingresos en el país vía las remesas es un esfuerzo que debe ser reconocido.

El autor es Milton Tejada, director ejecutivo Grupo de Consultoría Pareto.

“Yo no vine aquí a robar”, expresa funcionaria cancelada porque exigió cuentas claras

Foto: Máximo Laureano/Acento.com.do

Foto: Máximo Laureano/Acento.com.do

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.-Bastó con que la actriz y periodista Luisa Rebeca Valentín insistiera en exigir un informe económico sobre el uso dado al dinero generado en el Centro de la Cultura de Santiago, para que el viceministro de Cultura de esta ciudad, Jochy Sánchez, la cancelara.

Antes de disponer la cancelación de Valentín, el funcionario le habría recriminado argumentando que no necesitaba un informe sobre la administración económica (“que para qué quería un informe”). Posteriormente le “sugirió” a Luis Rebeca Valentín que renunciara. Ante la negativa de la funcionaria, el viceministro decidió cancelarla.

La comunicación que dispone la cancelación de Valentín se limita a decir que no continuará en el puesto que desempeñaba de desde febrero del 2014, pero no se explican los motivos del despido.

En una entrevista, Luisa Rebeca Valentín explicó su versión de los hechos y a periodistas de Acento.com.do.

La gestora cultural y actriz estableció que desde que llegó al cargo exigió que se le informara sobre los ingresos que se obtienen en el Centro de la Cultura, por los alquileres de las salas de actividades y la escuela de arte, entre otros conceptos. Explicó que nunca se le rindió cuentas sobre esos recursos ni se le informó quién los utiliza.

“Aquí hay dos formas de ingresos, alquileres, que son de las salas, y de la escuela, que tiene bastante ingreso. Son zonas de ingresos, pero yo no tengo un informe de que entró tanto o salió tanto, porque eso lo hace una contable, que es contable personal del señor Sánchez”

Dijo que a raíz de una reunión con el viceministro Sánchez, el 18 de junio del 2014, le volvió a insistir en que se le entregara un informe económico de la institución, pero que esta vez el funcionario respondió que para qué ella quería eso, que no se necesitaba tal reporte ni era cosa de ella.

La funcionaria, quien recibió la carta de cancelación este lunes 07 de julio del 2014, dijo, que el viceministro no sólo le dijo que ella no tenía que exigir esos informes, sino que le pidió que renunciara del cargo.

“Aquí se paga dinero por la escuela de arte, por el alquiler de las salas, se genera mucho, dinero, pero yo no sé cuánto, ni qué se hace con ese dinero. Y si yo soy la directora general de la institución, yo lo debo saber”, explicó.

La actriz dijo que el Centro de la Cultura había un administrador con una experiencia de al menos 10 años (Julio Martínez), quien fue cancelado por Sánchez a su llegada a las oficinas de Cultura. Agregó que otra empleada que tenía que ver con esos asuntos fue trasladada al Monumento a los Héroes de la Restauración.

Luisa agregó que los informes económicos del Centro de la Cultura de Santiago son llevados por Anastasia Batista, asistente particular del músico, quien solo va a la institución a recoger el dinero, pero sin dar explicaciones a nadie.

“Aquí hay dos formas de ingresos, alquileres, que son de las salas, y de la escuela, que tiene bastante ingreso. Son zonas de ingresos, pero yo no tengo un informe de que entró tanto o salió tanto, porque eso lo hace una contable, que es contable personal del señor Sánchez. Entonces ella viene, recoge el dinero y ya, nosotros no tenemos ninguna información”, aclaró la funcionaria cancelada.

Detalló que el viernes 27 junio del 2014 recibió una comunicación en la cual se le advertía que todas las compras debían de ser autorizadas por el viceministro Jochy Sánchez, pero que el lunes siguiente recibió una segunda comunicación en la que se le advertía que todas las compras estaban suspendidas.

“Aquí no hay ni una caja chica”, insiste Luisa Rebeca. Dijo trabajaba sin ningún problema en la Oficina Senatorial de Santiago, hasta que Jochy Sánchez la convenció de ir al Centro de la Cultura, de donde hoy la cancelaron por salir respondona y no hacer lo que el funcionario quiere.

“Yo no vine aquí a robar”, advierte Luisa, quien se mantiene en su escritorio, aunque la comunicación que avisa de su cancelación tiene fecha del 04 de julio del 2014. En estos momentos se dedica a organizar sus papeles, y asegura que tiene registrado cada movimiento que llevó a cabo en el cargo.

Viahttp://acento.com.do

Las 9 fases de la Fusión de Haiti con República Dominicana

dominico-haitianos-520x245

Para entender la crisis Haití-RD en todas sus esferas, particularmente en materia de conflictos comerciales y migratorios, no es suficiente con observar. Es más, ni siquiera basta con conocer de ambos países la historia y las tendencias de sus relaciones recíprocas. Conocer de primera mano la muy precaria situación económica de ambas naciones, y comprender la naturaleza humana y el comportamiento de sus Poderes Públicos y la población que administra, son apenas los primeros pasos para poder intentar sacar algunas conclusiones con más o menos algo de certeza.

¡Pero cuidado! Estudiar estos factores desde un cómodo sillón, un fino escritorio, una costosa computadora portátil y una lujosa oficina de un organismo internacional o una entidad gubernamental de un país poderoso, podría no ser el acercamiento más realista. Me refiero más bien al imperativo de analizar las cosas en un contexto nacional, binacional e internacional, manteniendo un adecuado nivel de rigor jurídico y económico, sin perder de vista los problemas reales y las posibles soluciones viables, o al menos ejecutables.

Sin embargo, a la luz de los últimos acontecimientos, ha resultado muy obvio que el Poder Ejecutivo dominicano ha asumido una agenda de carácter entreguista, posiblemente promovida por algún tipo de presión externa o compromiso foráneo mal asumido. No deja de llamar la atención el alto nivel de peligro autodestructivo que implica esta situación para el Estado dominicano, puesto que las consecuencias inmediatas de sus nuevas iniciativas son dos: el desafío a la decisión rendida por el máximo representante de otro Poder del Estado (el Tribunal Constitucional), y el atropello de la voluntad del 90% de la población que respalda la corriente constitucional precitada.

Entonces, si el Plan Nacional de Regularización de extranjeros ya ha sido puesto en marcha por Decreto, aún por encima de las advertencias sobre graves ilegalidades e inconstitucionalidades alertadas por valiosos especialistas en la materia, ¿qué nos espera ahora?

Reconociendo de antemano que dicho Plan facilita la regularización de todo extranjero ilegal radicado en el país hasta el año 2011, sin exigirles el depósito anticipado de documentos para ser beneficiados por el nuevo régimen de regularización y, además, prohíbe expresamente las deportaciones hasta el año 2015, es indiscutible que el escenario nacional acaba de dar un giro radical. A lo que nos enfrentamos ahora es a una amnistía migratoria, ni siquiera instituida democráticamente por el legislador, sino unilateralmente por el Presidente de la República.

Evidentemente, las autoridades hacen caso omiso de las opiniones y las preocupaciones de los ciudadanos y profesionales de la materia. Seguir escribiendo artículos y textos de todo tipo cargados de explicaciones jurídicas y económicas pertinentes y enriquecidas con razonamientos basados en normas vigentes, datos estadísticos y bibliografía, ya carece de sentido.

¿Qué papel quisiera desempeñar este texto? Una especulación y enumeración de temores legítimos y elementos de riesgos latentes provocados por la inminente amnistía migratoria.

Puede que nada de esto suceda, puede que si algo sucede, sea sólo de forma parcial, y puede que ni siquiera suceda en este orden ni en estos lapsos de tiempo, pero todos estos son fenómenos para lo que deberíamos estar preparados:

1- Año 2013: Aprobación, promulgación, puesta en vigencia y ejecución del Plan Nacional de Regularización de extranjeros contentivo de la nueva medida administrativa de amnistía migratoria.

2- Año 2014: Decenas de miles de personas descendientes de haitianos en situación documental similar a la de Juliana Deguis acuden a las autoridades para beneficiarse del régimen de regularización y no deportación. A estos se les suman los cientos de miles de haitianos radicados ilegalmente en el país de forma incontrolada hasta el año 2011, y posteriormente se les unen otros nuevos cientos de miles que atraviesan la porosa (y casi imaginaria) frontera como producto del “efecto llamada”. Ninguna de estas personas podrán ser deportadas, sólo les bastará con llenar el formulario sin presentar documentos.

3- Año 2014-2015: Promulgación de la modificación a la Ley No. 1683 sobre Naturalización, contentiva de procesos expeditos y extremadamente flexibles de acceso a la dominicanización por naturalización de los extranjeros regularizados.

4- Año 2015: Millones de haitianos beneficiados por el régimen de no deportación se radican en el país, y aunque la mitad nunca haya presentado documentos o sus peticiones hayan sido rechazadas (lo cual es poco probable por la evidente tendencia antidominicana del actual gobierno y la recién designada Directora del Instituto Nacional de Migración), no podrán ser deportados por las siguientes razones: a) prohibición de la normativa de derechos humanos sobre deportaciones masivas; y b) imposibilidad del Estado para procesar millones de vías de recursos administrativos y judiciales sobre las decisiones y omisiones sobre regularización.

5- Año 2015-2020: Será una etapa en que se destaparán múltiples crisis en los siguientes sectores:

a. Estancamiento y ruptura de la economía. El modelo de explotación subsalarial del empleador dominicano a trabajadores inmigrantes ilegales y su efecto en la marginación del trabajador pobre dominicano es sustituida por otro modelo. Los inmigrantes haitianos serán contratados legalmente, pero como son provenientes de una economía sustancialmente más deprimida (propia de un Estado fallido), seguirán sustituyendo la mano de obra dominicana, pero con el problema agregado de la sobreoferta de mano de obra.

b. Crisis del sistema de seguridad social. La absorción de esa gran masa de inmigrantes pobres que ingresarán a la vida laboral regular implicará, también, su ingreso al sistema de seguridad social subsidiado, por lo que las clases trabajadoras más pudientes deberán cargar con los costos del sostenimiento de la seguridad social de millones de trabajadores pobres.

c. Crisis medioambiental. La marejada humana haitiana y la insuficiente disponibilidad de recursos creará las condiciones para que los recursos agrícolas y forestales dominicanos sean arrasados hasta niveles mínimos, tal y como pasó en Haití, cuya tierra cultivable sólo ocupa menos de un 1%.

d. Crisis de contaminación rural y urbana. Millones de personas en graves condiciones económicas sin acceso a hogares ocupan las calles, la producción de desperdicios será demasiada para el sistema de manejo de basura en el territorio nacional.

e. Crisis sanitaria. El asentamiento de numerosas comunidades pobres inmigrantes en condiciones poco higiénicas servirán como caldo de cultivo y medio de propagación de enfermedades. Especialmente aquellas comunidades que se asienten cerca de recursos hídricos provocarán el aumento indetenible de casos de cólera y otras enfermedades vinculadas a condiciones sanitarias desfavorables. Además, se importarán enfermedades de Haití ya superadas por el resto del planeta, como el polio, la filariasis y la viruela.

f. Crisis de servicios públicos. Los nuevos inmigrantes regularizados ocupan gran espectro de la utilización de servicios básicos como salud y educación, desplazando el puesto a los dominicanos y creando condiciones de insostenibilidad por sobrepoblación y falta de recursos.

g. Aumento de impuestos y crisis tributaria. Para poder sostener los nuevos millones individuos demandantes de servicios, comida, atenciones médicas y educación infantil, el Estado necesitará incrementar la tasa de recaudación y la diversificación de los impuestos.

h. Crisis energética. Los inmigrantes regularizados que hagan uso de servicios de energía eléctrica colapsarán un sistema que apenas resulta operativo para una insignificante parte de la población dominicana.

i. Crisis de criminalidad. Con el aumento acelerado de pobreza, aumento de la marginación, colapso en el sistema educativo e insuficiencia de los organismos de seguridad, las tasas de criminalidad alcanzan niveles históricos.

j. Tensión y roces sociales. La convivencia inevitable sobre un mismo suelo de dos pueblos distintos con culturas diferentes en todos y cada uno de los aspectos que la componen, y la insoportable crisis nacional, empieza a generar hechos aislados de enfrentamientos violentos dentro de comunidades locales. Con los meses, se van volviendo más recurrentes.

6- Año 2020: Los inmigrantes regularizados y recién nacionalizados como dominicanos se unen y crean una gran fuerza de voto para imponer un Presidente de su preferencia.

7- Año 2020-2026: La crisis nacional llega a extremos nunca vistos y se plantea en la comunidad internacional la posibilidad de una “intervención humanitaria” para la reducción de la crisis, el mantenimiento de la paz, la protección de derechos humanos, la unificación oficial de la isla y la creación de un Estado único.

8- Año 2026: Para esta fecha se logra el posicionamiento a gran escala de regularizados naturalizados en el Congreso Nacional y los Ministerios de la Administración Pública. En estas condiciones de franco poder, operan una modificación constitucional para extender los derechos políticos de los naturalizados para ser elegibles a la Presidencia de la República.

9- Año 2030: Desaparecen los vestigios fronterizos remanentes y la unificación política de la isla es virtual: dos países gobernados por la misma etnia.

¿Hay alternativas? Posiblemente la única salida ejecutable desde la perspectiva dominicana sea el ataque contra el Plan Nacional de Regularización por vía de un recurso de revisión constitucional ante el Tribunal Constitucional, para la declaración de su nulidad, obligando al Poder Ejecutivo a reelaborar el Plan con criterios más razonables, legales y constitucionales. Por supuesto, esto implica contar con la firmeza de principios y fuerza de voluntad de los jueces constitucionales y la esperanza de que no sean doblegados frente a un poder avasallante.

Pero, mientras todo esto se debate, la atención vuelve a recaer sobre las actuaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quienes inevitablemente van a condenar al Estado dominicano, aún por encima de su incompetencia y su clara parcialidad.

En fin, queda preguntarse: ¿Qué papel jugarás tú, lector? ¿Qué papel jugaremos los dominicanos?

Lic. Juan M. Castillo Roldán, L.L.M.
Abogado, Magíster en Derecho de los Negocios Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y experto en Derecho Migratorio dominicano.

Publicado el 16/10/13 a las 03:04:11